Cómo funciona WhatsApp: utilidades y consejos

Por lo general, las apps que vienen integradas de serie en el teléfono deberían cubrir nuestras necesidades básicas, pero lo cierto es que si queremos sacarle todo el partido a nuestro iPhone tendremos que instalar alguna que otra aplicación extra, y esto es ya muy subjetivo, porque cada persona tendrá necesidades diferentes. Aun así, hay ciertas apps que deberían estar instaladas en todos los dispositivos y una de ellas es, por derecho propio, WhatsApp.

WhatsApp

Aunque WhatsApp no es una de las apps que vienen instaladas de serie en el iPhone, instalarla es una de las primeras cosas que deberíamos hacer al adquirir el teléfono, ya que es uno de los medios de comunicación más utilizados, aunque pueda haber aplicaciones de mensajería mejores.

Es el rey de la mensajería instantánea desde hace tiempo. Su nombre viene de un juego de palabras en inglés, “What’s up?” que significa “¿qué pasa?” o ¿”qué hay?” en lenguaje coloquial. Simplemente cambiaron la palabra “up” por “app” haciendo referencia a “aplicación”.

WhatsApp fue creada en 2009 y su mejor baza fue ser la primera app seria que cubría las necesidades que todo usuario demandaba: hacer uso de Internet para enviar mensajes de texto, fotos y vídeos sin tener que pagar por cada mensaje que se enviaba, como pasaba con los SMS y MMS. Algo aparentemente sencillo que hoy vemos como algo muy normal, pero que por entonces no era tan fácil: las operadoras ponían trabas continuamente porque veían que un mercado tan jugoso como el de los SMS se les escapaba de las manos después de años y años de monopolio; además, las redes de datos móviles no eran ni de lejos lo que son hoy día, pero al final las operadoras de telefonía sucumbieron a lo inevitable.

Hoy día tal es la popularidad de WhatsApp, que suele ser la primera aplicación que instala una persona cuando compra un teléfono móvil, sea éste de la marca que sea. De hecho, muchos dan por sentado que para enviar mensajes hay que usar WhatsApp.

En febrero de 2016 ya éramos 1.000 millones los que usábamos WhatsApp a diario, y el ritmo de crecimiento es abrumador: teniendo en cuenta que cada día se envían 42.000 millones de mensajes de texto, 1.000 millones de fotos, 250 millones de vídeos y existen aproximadamente 1.000 millones de grupos creados, nos podemos hacer una idea de la envergadura que tiene esta plataforma.
Con el tiempo, WhatsApp ha ido incorporando más y más funciones para satisfacer las cada vez más exigentes necesidades de sus usuarios. A día de hoy, además de poder enviar y recibir mensajes ilimitados de texto, fotografías y vídeos, también podemos enviar nuestra ubicación, compartir contactos e incluso adjuntar ficheros. Otra función muy interesante es la posibilidad de usar WhatsApp como si fuera un walkie talkie, manteniendo presionado el icono del micrófono en el chat que tengamos activo, enviaremos todo lo que digamos hasta que soltemos el botón; resulta muy cómodo cuando no podemos escribir o queremos dejarle a alguien un mensaje de forma rápida.

WhatsApp no sólo permite enviar mensajes de una persona a otra; también se pueden crear grupos si vamos a intercambiar mensajes de forma habitual con más de una persona. Si lo que queremos, en cambio, es distribuir de vez en cuando un mensaje a ciertos contactos o a todos los contactos de nuestra agenda, en lugar de crear un grupo es mejor usar las listas de difusión. La diferencia principal es que los mensajes que enviemos a través de estas listas, si son respondidos, las respuestas sólo llegarán al remitente original.
Ya que WhatsApp se ha convertido en una de las apps que más se usan, si no la que más, sus creadores lanzaron una plataforma web para poder usar WhatsApp desde el ordenador, esto es, WhatsApp web, y así no tener que estar todo el tiempo pendiente del móvil mientras estamos usando el ordenador. Para hacer uso de esta función, desde WhatsApp vamos a Configuración y pulsamos sobre WhatsApp Web. Se nos pedirá que entremos en la URL https://web.whatsapp.com desde el ordenador y escaneemos con la cámara del iPhone el código QR que aparecerá en la pantalla. Desde ese momento, todos los chats que tengamos en el móvil estarán disponibles en la web, y podremos crear nuevos chats, grupos, acceder a la configuración, enviar ficheros adjuntos desde nuestro ordenador, etc. Todo lo que hagamos desde el PC o Mac se reflejará de forma automática en el iPhone.

La novedad más reciente que ha incorporado WhatsApp es la posibilidad de cifrar las conversaciones que tengamos con nuestros contactos. Esto fue consecuencia directa de la polémica desatada cuando Apple se negó a desbloquear un iPhone por petición del FBI, defendiendo así la privacidad de sus usuarios. Todas estas características, unido a que WhatsApp permite además realizar llamadas de voz (y muy pronto también videollamadas), ha hecho que se haya convertido en una app imprescindible; por si alguien aún no sabe cuánto cuesta, se trata de una aplicación completamente gratuita. ¿Qué más podemos pedir?